Lujoso penal de Pablo Escobar se convierte en asilo

  • separator
  •  
  • comentarios
 Foto: EFE en español
Con Escobar fugado, La Catedral quedó vacía y los vecinos de Envigado, persuadidos de que sus muros escondían una fortuna, saquearon durante meses la edificación, piedra a piedra. Durante años las ruinas fueron un lugar de peregrinación para turistas, sobre todo extranjeros, y devotos de Pablo Escobar que solían acampar en la zona, mientras los más intrépidos seguían en busca del tesoro.
Foto: EFE en español

compartir

publicidad
publicidad