Narcoviolencia

publicidad
14 de septiembre de 2012 • 10:18 PM • actualizado a las 08:54 AM

Narcoviolencia: Suman 16 cadáveres hallados en Tamaulipas

La cruenta lucha entre bandas del narco en México continúa causando derrame de sangre. En la foto peritos forenses realizan el levantamiento de un cadáver tras un suceso violento en Monterrey.
Foto: EFE en español
 

Los cadáveres de 16 personas, presuntamente víctimas de una banda de narcotraficantes, fueron encontrados este viernes en dos puntos de la ciudad mexicana de Nuevo Laredo, fronteriza con Estados Unidos, informó la fiscalía del estado de Tamaulipas (noreste).

What is Your Idea for a Better Country?

Nueve de los cuerpos fueron colgados en un puente de un cruce vial. Agentes del ministerio público iniciaron una investigación sobre el hallazgo de "nueve cadáveres del sexo masculino, no identificados, uno de los cuales es menor de edad de aproximadamente 16 años", dijo en un comunicado la fiscalía.

Los cuerpos presentaban "lesiones producidas por proyectil de arma de fuego en la cabeza", añadió el texto.

Los cadáveres fueron dejados junto a un mensaje en el que un grupo del narcotráfico se atribuyó el múltiple crimen, indicó de su lado vía telefónica un funcionario del gobierno de Nuevo Laredo, una ciudad sacudida en los últimos meses por pugnas entre los cárteles del Golfo y Los Zetas.

La fuente, que solicitó no ser identificada, no precisó qué grupo se atribuyó el crimen.

"Los nueve cuerpos estaban en el puente del bulevar Colossio", en la carretera que va hacia Monterrey -tercera ciudad mexicana-, dijo el funcionario, que señaló que aparentemente los hombres habían sido secuestrados horas antes en un bar.

Más tarde, en un breve comunicado, la fiscalía de Tamaulipas informó que en una carretera, a la altura del municipio de San Fernando, "se encontraban siete cuerpos sin vida, del sexo masculino, no identificados, con edades estimadas entre 50 y 65 años, con lesiones de proyectil de arma de fuego y la mayoría con las manos atadas".

Fue en un lote baldío de San Fernando que en agosto de 2010 fueron hallados los cadáveres de 72 inmigrantes, una matanza atribuida entonces por el gobierno al cártel de Los Zetas.

Los asesinatos de este viernes ocurren dos días después de la captura del capo del cártel del Golfo Eduardo Costilla, en un operativo realizado por militares en el puerto de Tampico, que como Nuevo Laredo hace parte del estado de Tamaulipas.

Analistas anticiparon el jueves que la captura de Costilla, una semana después que fuera detenido Mario Cárdenas -el otro capo del cártel del Golfo- provocaría una escalada de violencia.

El cártel del Golfo, que llegó a ser la segunda organización criminal más poderosa en México, se encuentra debilitado por la confrontación con Los Zetas, un grupo creado por militares desertores con el cual inició en 2010 una sangrienta disputa por el control de rutas.

Es la segunda ocasión en la que aparecen cadáveres colgados este año en Nuevo Laredo, una ciudad de 600.000 habitantes por donde pasan más del 40% de las mercancías mexicanas enviadas vía terrestre hacia Estados Unidos.

El 4 de mayo, otros nueve cadáveres fueron colgados de un puente también en la salida de Nuevo Laredo hacia Monterrey, horas después que desconocidos dejaran 14 cuerpos decapitados cerca de la alcaldía.

Más de 60.000 personas han muerto durante el gobierno del presidente Felipe Calderón, quien a su llegada al poder en 2006 lanzó una ofensiva militar contra los cárteles del narcotráfico y que dejará la presidencia el 1 de diciembre.

Terra/AFP Terra