1 evento en vivo

Piden senadores de EUA reevaluar nuevas guías contra lavado de dinero

10 mar 2016
17h26
  • separator
  • comentarios

Dos senadores republicanos pidieron hoy al gobierno estadunidense reevaluar las nuevas guías bancarias contra el lavado de dinero ante su negativo impacto en comunidades fronterizas con México, donde varias instituciones han cerrado.

A la par de los cierres de sucursales bancarias, las nuevas regulaciones han llevado a algunos de los principales bancos del país a cancelar las cuentas de clientes mexicanos y estadunidenses, debido a los costos para cumplir con las mismas.

“Resulta crítico que la administración se comprometa a atender estas presiones regulatorias, que han contribuido al cierre de sucursales en la frontera con México y han hecho más difícil para negocios en Arizona depender del comercio internacional”, dijo el senador John McCain.

McCain y su colega de bancada, el también senador republicano por Arizona, Jeff Flakes, calificaron de indiscriminada la imposición de las regulaciones, aunque admitieron que el gobierno parece ya haber reconocido los efectos causados por dichas medidas.

“Es alentador que la administración reconoció que puede hacer un mejor balance en los esfuerzos para combatir el lavado de dinero y satisfacer las necesidades económicas de las comunidades en Arizona, muchas de las cuales dependen del comercio transfronterizo”, indicó Flakes en un comunicado conjunto.

Aunque la Asociación Nacional de Banqueros no ha divulgado cifras, algunos reportes indican que los temores de la industria a sufrir sanciones por incumplir con los nuevos requerimientos, han resultado en el cierre de un número considerable de sucursales en comunidades fronterizas.

Tan sólo en Texas, 17 por ciento de los bancos en Laredo han cerrado, mientras en Calexico, California, la cifra llega al 80 por ciento, y en Nogales, Arizona, el porcentaje es de 50 por ciento, de acuerdo con la publicación Texas Border Business.

En forma paralela a estos cierres, otras instituciones como Wells Fargo han optado por cancelar las cuentas de personas y negocios que residen en ciudades fronterizas de México y Estados Unidos, y evitar así tener que cumplir con regulaciones que consideran onerosas.

Voceros del Banco Chase confirmaron que el año pasado fueron canceladas poco menos de cinco mil cuentas bancarias pertenecientes a negocios pequeños, a la vez que buscan cumplir con las regulaciones adoptadas para combatir el lavado de dinero.

La reacción de la industria llevó ya a la Oficina de Combate contra los Crímenes Financieros (FinCen) del Departamento del Tesoro a urgir a los bancos a considerar los cierres de cuentas de manera individual.

“Rehusar servicios financieros a un segmento completo de la industria puede llevar a una reducción generalizada de la transparencia financiera del sector, que resulta crítica para fortalecerla ante actores ilícitos”, indicó FinCen en un comunicado.

Notimex Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad