HEADER MARKUPS

 
 

Noticias » Centroamérica

 Miles de guatemaltecos adornar las tumbas de sus muertos por Día de Difuntos
1 de Noviembre de 2009 11:11

Guatemala, 1 nov (ACAN-EFE)- Miles de guatemaltecos abarrotan hoy los distintos cementerios del país para adornar las tumbas de sus muertos en el Día de los Santos y los Difuntos, en el que también es una tradición el consumo de fiambre, un plato culinario elaborado con embutidos y verduras.

Al ingreso del cementerio Las Tapias, en una colonia del norte de la capital, cientos de guatemaltecos se agolpaban desde las primeras horas de hoy para visitar las tumbas de sus difuntos, según lo constató Acan-Efe.

Sólo en el Cementerio General, asentado en un sector del oeste de la ciudad, se espera que hoy un millón de guatemaltecos visiten el lugar para recordar a sus familiares fallecidos.

En declaraciones publicadas hoy en la prensa local, el administrador de ese cementerio, Leonardo Monzón, comentó que la afluencia será mayor este año por ser día domingo.

Ventas de coronas elaborados a base de papel y flores fueron instaladas en los ingresos de varios cementerios, mientras en su interior se escucha música de mariachi en memoria de algunos muertos.

En declaraciones a la prensa local, el antropólogo guatemalteco Alfonso Arrivillaga explicó que la música "es el mejor vehículo para invocar a los muertos porque eso les gustaba cuando estaban con vida".

En varias comunidades indígenas del interior del país, los pobladores llevan marimba, un instrumento autóctono para tocar la música que les gustaba a sus familiares fallecidos.

Más que una festividad cristiana en Guatemala, la celebración del Día de los Santos y Difuntos es una conmemoración que mezcla la cultura prehispánica y el catolicismo.

Es el momento en que los vivos acuden a rendir culto a sus antepasados y en algunos casos, los momentos de dolor se convierten en alegría porque los deudos llevan comida y hasta licores a las tumbas de los camposantos.

Según el historiador guatemalteco Celso Lara, en este país centroamericano la festividad tiene una profunda veneración pero también en todo el mundo cristiano.

Además de visitar los camposantos, en Guatemala es una tradición a través de los siglos, el consumo de fiambre, un platillo culinario que se elabora a base de diferentes carnes, embutidos, verduras, caldos, quesos y pescado y se sirve frío.

"Es una mezcla de la vida representada por las verduras, y la muerte representada en las carnes frías", de acuerdo con Lara.

El vuelo de los barriletes (cometas) también es una tradición de esta época en Guatemala.

La poblaciones occidentales de Santiago Sacatepéquez y Sumpango son las más visitadas estos días por los barriletes gigantes que le dan un colorido especial a la fecha y cuya actividad lleva ya más de un siglo.

En algunos casos, los cometas llegan a medir más de 13 metros de diámetro y los lugareños deben invertir en su elaboración más de 1.000 dólares y su vuelo transmite fe, paz, respeto y unidad a las almas de sus seres queridos.

Según Lara, el vuelo de los barriletes gigantes en poblaciones del occidente tiene un gran significado místico porque en el lenguaje religioso representa el cordón de plata que une a los vivos y los muertos.

Luego de ser volados son destruidos o arrojados a los barrancos para que el ánima de los muertos vuelva a su morada y descanse.

ACAN-EFE.

oro/rsm

EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.