HEADER MARKUPS

 
 

Noticias » El Mundo

 Policía mata a chimpancé actor de TV tras ataque a mujer en EEUU
17 de Febrero de 2009 13:22

NUEVA YORK (Reuters) - La policía disparó y mató a un chimpancé de 90 kilos que en el pasado actuó en publicidades de televisión después de que el simio atacó a la amiga de su dueña y a un automóvil de la fuerza.

La víctima, Charla Nash, de 55 años, se encontraba en grave estado tras ser mordida y golpeada en el ataque del lunes, dijo el capitán Richard Conklin, portavoz de la policía de Stamford, Connecticut, un suburbio de la ciudad de Nueva York.

Su vida corría peligro debido a las heridas sufridas, informó el martes.

La dueña, Sandra Herold, de 70 años, intentó frenar a su furiosa mascota, Travis, clavándole un cuchillo y pegándole con una pala, pero el chimpancé repelió el ataque y luego se lanzó contra un automóvil de la policía que había llegado a la escena, dijo Conklin.

El simio arrancó el espejo retrovisor del auto, se tiró contra el vehículo y abrió la puerta del conductor, por lo cual el oficial tuvo que dispararle varias veces con su pistola, relató el portavoz.

El animal escapó y la policía halló un rastro de sangre que conducía hasta su casa, donde murió.

El chimpancé, a poco de cumplir 15 años, estaba tomando medicación por la enfermedad Lyme, que en los humanos puede causar daño nervioso y confusión en sus etapas avanzadas.

Travis actuó en publicidades de televisión para Coca-Cola y la marca de ropa Old Navy, dijo Conklin.

Citando a vecinos, la prensa local dijo que el chimpancé se comportaba normalmente y que realizaba actividades humanas como navegar por internet y mirar baseball por televisión.

También relataron que el simio se sentaba a cenar a la mesa, comía bifes caros y tomaba vino, luego de lo cual se cepillaba los dientes.

(Reporte de Daniel Trotta; Editado en español por Patricia Avila)

Reuters - Esta publicación incluye información y datos que son de propiedad intelectual de Reuters. Queda expresamente prohibido su uso o el de su nombre sin la previa autorización de Reuters. Reservados todos los derechos.