HEADER MARKUPS

 
 

Noticias » América Latina

 Causa reacciones encontradas en Miami anuncio de Fidel Castro
22 de Marzo de 2011 21:10

Los cubano-estadounidenses emitieron opiniones encontradas al anuncio sorpresivo que hizo el martes el ex presidente de Cuba, Fidel Castro, en el sentido de que él no ha sido el primer secretario del Partido Comunista en los últimos cinco años.

Muchos vieron este anuncio como una manera de darle una mayor legitimidad a su hermano menor Raúl, quien encabezará el congreso del Partido el mes próximo, cuando se dará un paso histórico al ratificar algunas de las reformas económicas más importantes del país desde los primeros días de la revolución cubana.

Otros lo vieron como un esfuerzo para preservar el propio legado de Castro ante la serie de cambios, así como un recordatorio de la manera tan férrea como se ejerce el poder en esta pequeña isla del Caribe.

Un catedrático de alto nivel del Instituto de Estudios de Cuba y de los Cubano-Estadounidenses, Andy Gómez, afirmó que tanto él como otros estudiosos podrían haber subestimado la influencia de Raúl Castro en los últimos años.

"Esto es un respaldo simbólico al liderazgo de su hermano. La sombra de Fidel ha sido eliminada simbólicamente y de una manera diferente", señaló Gómez, quien advirtió que "si esta revolución, buena o mala, quiere sobrevivir, necesita dar el siguiente paso y ese siguiente paso es sin Fidel, y después, sin Raúl".

Castro, de 84 años, escribió el martes en su columna en el diario Granma que "renuncié sin vacilación a todos mis cargos estatales y políticos, incluso al de Primer Secretario del Partido, cuando enfermé y nunca intenté ejercerlos después de la Proclama del 31 de julio de 2006, ni cuando recuperé parcialmente mi salud más de un año después".

En tanto Tomás Bilbao, el director ejecutivo del Grupo de Estudio sobre Cuba, un organismo con sede en Washington y sin fines de lucro que respalda una mayor interacción económica y académica con la isla para ayudar a los cubanos a ser más independientes de su gobierno, concordó al opinar que el comentario de Fidel Castro buscaba darle una mayor legitimidad a Raúl Castro.

"Es un gran impulso en la credibilidad para Raúl y en las reformas que está intentando impulsar", agregó Bilbao.

Otros, en tanto, vieron el anuncio como una nueva estrategia de Fidel para proteger su imagen.

"Fidel está reservando su credibilidad y su autoridad con el pueblo cubano en caso que algo salga mal en el Congreso del Partido Comunista Cubano o más tarde, cuando se den a conocer las 'reformas' de su hermano Raúl. Fidel siempre se ha acreditado las victorias y ha culpado a otros de los fracasos", señaló Pepe Hernández, el líder de la Fundación Nacional Cubano-Americana, que alguna vez fue la organización más poderosa de los grupos de cubanos de línea dura en el exilio, que en los últimos años ha suavizado su postura y ha respaldado intercambios limitados con la isla.

AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.