HEADER MARKUPS

 
 

Noticias » Noticias

 Confirman muerte del 'Chayo' Moreno, líder del cártel La Familia
10 de Diciembre de 2010 15:22

Durante el violento encuentro entre autoridades y narcos mexicanos murió 'El Chayo'

Durante el violento encuentro entre autoridades y narcos mexicanos murió 'El Chayo'
Foto: Getty Images

 
Encuesta

¿Crees que las autoridades mexicanas están usando mano dura contra el narcotráfico?

Votar
 

MEXICO DF (Reuters) - El capo del narcotráfico mexicano Nazario "el Chayo" Moreno, líder del violento cártel La Familia, murió en un enfrentamiento con fuerzas de seguridad en el occidental estado de Michoacán, informó el viernes el Gobierno.

A El Chayo se le consideraba el ideólogo de La Familia.

"Aquí postrado a los pies de mi propia muerte quisiera estar. Es tanto el dolor que ya no quiero existir más", estas líneas fueron escritas hace varios años por Nazario Moreno Gonzalez, conocido como El Chayo o El Más Loco, uno de los fundadores del cartel llamado La Familia Michoacana.

La frase parece oportuna, ahora que el gobierno mexicano confirmó que el líder de la organización cayó abatido durante un enfrentamiento con militares en Michoacán, en el oeste del país.

Se trata de uno de los golpes más fuertes contra la banda de narcotraficantes, afirman las autoridades.

A El Chayo se le consideraba el ideólogo de La Familia. Era una especie de pastor religioso que aconsejaba a los sicarios respetar a la población, pero al mismo tiempo ordenó eliminar sin piedad a sus enemigos.

Las autoridades afirman que en su zona de influencia, es decir, los estados de Michoacán, Guanajuato y el Estado de México, abundan las extorsiones y secuestros contra empresarios, comerciantes y profesionistas.

Contra las drogas

Nazario Moreno nació en 1970 en Apatzingán, un municipio agrícola en la región montañosa del sur de Michoacán.

Emigró desde joven a Estados Unidos, donde radicó algunos años. En 1996 fue detenido en Mc Allen, Texas, acusado de tráfico de drogas.

Durante casi una década nada se supo de él, hasta que en 2001 la agencia antidrogas estadounidense, la DEA, lo ubicó como uno de los principales lugartenientes de Carlos Rosales Mendoza, El Tísico, responsable del entrenamiento de sicarios y narcotráfico en Michoacán para el Cartel del Golfo.

Cuando El Tísico fue detenido, Moreno González se hizo cargo de la organización. En 2006 el grupo rompió con sus antiguos aliados, Los Zetas, y nació entonces cartel conocido como La Familia.

El Más Loco imprimió su sello a la banda, que según las autoridades se nutrió de sicarios entre jóvenes adictos en rehabilitación.

Algunos de sus principales colaboradores se dedicaban a esa tarea, como Rafael Cedeño, quien incluso organizó marchas en contra de soldados y policías, y también Servando Gómez, La Tuta, quien hasta hace unos años era maestro de educación primaria.

Humildad y pobreza

Parte del entrenamiento que reciben los sicarios se concentra en un documento conocido como La Biblia de La Familia, donde Nazario Moreno plasmó sus ideas y consejos.

Es una especie de catálogo de buena conducta. A partir del texto, los sicarios tienen prohibido consumir drogas o alcohol, y la violencia contra mujeres es severamente castigada.

En la operación murieron otras diez personas.

Los ladrones son golpeados y se les obliga a caminar desnudos con carteles por las calles de algunas ciudades.

Este comportamiento le granjeó un fuerte respaldo de la población, lo que lo hace un grupo violento y peligroso, explican analistas consultados por BBC Mundo.

Paradójicamente, las ideas de El Más Loco caminan en sentido contrario.

Palabras como humildad, servicio, sabiduría, hermandad, valor y Dios aparecen con frecuencia en La Biblia de La Familia.

Y a diferencia del tráfico de drogas, secuestro y extorsión, las actividades principales del grupo, Moreno González predica el valor de la pobreza.

"Es preferible buscar el reino y la gracia de Dios y atesorarlos en nuestro corazón, que buscar los millones del mundo", dice uno de sus pensamientos.

Lo que viene

El gobierno mexicano dice que La Familia Mexicana es un grupo en declive, y la muerte de su principal dirigente y fundador va en esa dirección.

Pero el cartel no se descabeza, pues existen al menos tres líderes visibles: José de Jesús Méndez, El Chango, considerado uno de los principales operadores militares.

También se encuentra Dionisio Loya Plancarte, quien ha sido el encargado de las relaciones públicas y políticas.

Y finalmente Servando Gómez, La Tuta, que según han declarado miembros del cartel a las autoridades se encuentra en una situación vulnerable por la persecución de las autoridades.

BBC Mundo

Terra - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.