HEADER MARKUPS

 
 

Noticias » EE.UU.

 Despiden en Miami los restos de Carlos Andrés Pérez
28 de Diciembre de 2010 16:10

Varios cientos de personas despidieron el martes a Carlos Andrés Pérez en un velorio en esta ciudad del sur de la Florida donde el ex presidente venezolano pasó sus últimos años.

Amigos y miembros de la comunidad venezolana hicieron una larga fila de más de 50 metros para darle el último adiós a Pérez y expresarle el pésame a su esposa, Cecilia Matos, así como a sus hijas Cecilia Victoria Pérez Matos y María Francia Pérez Matos.

Aunque ya no está con vida "tendremos permanentemente sus palabras, sus enseñanzas", manifestó con lágrimas en los ojos María Francia. "Las huellas que ha dejado son imborrables", expresó con voz quebrantada la joven de 30 años ante una multitud de dolientes que se reunieron para escuchar a varios oradores que homenajearon al ex mandatario.

Pérez, quien falleció el sábado a los 88 años, será enterrado el miércoles en un cementerio del noroeste de Miami. Antes del entierro se oficiará una misa en su memoria en una iglesia católica.

La familia del ex mandatario permanecía dividida entre repatriar o no sus restos mientras continúe en el poder el actual presidente Hugo Chávez.

Chávez encabezó en 1992 un fallido golpe de Estado contra Pérez y había exigido su enjuiciamiento por presunto enriquecimiento ilícito y por su papel en los violentos disturbios callejeros de 1989 conocidos como el "caracazo", donde murieron por lo menos 300 personas.

Tras el fallecimiento de Pérez, las hijas de su segundo matrimonio, María Francia y Cecilia Victoria, dijeron que su padre sería velado y enterrado en Miami. Manifestaron también que el cuerpo no regresaría a Venezuela mientras no haya un cambio de gobierno.

En Caracas, sin embargo, una de las hijas de su primer matrimonio expresó que Pérez debía ser enterrado en su país.

El féretro que contenía los restos del ex presidente, quien fuera uno de los políticos más carismáticos e influyentes de América Latina, permanecía semiabierto.

En un discurso que pronunció frente a los dolientes, Cecilia Victoria instó a los venezolanos a continuar con el legado de su padre.

"Es imprescindible continuar la lucha por la democracia", expresó la hija del ex presidente. "Seamos la Venezuela que hasta último momento se vio reflejada en los ojos de mi padre", agregó la joven, provocando un fuerte aplauso de los presentes.

Pérez llevaba un traje negro, así como camisa y corbata de color blanco. De su cuello colgaba la banda presidencial y una medalla de condecoración de Simón Bolívar, y entre sus manos sujetaba un rosario rojo.

Al lado del féretro había varias coronas de flores, en su mayoría blancas y rojas, entre ellas una enviada por el presidente de Perú Alan García, la ex presidente de Panamá Violeta Chamorro, el Partido Acción Demócrata junto con Henry Ramos Allup _miembro de esa agrupación_, y Beatrice Rangel, ex ministra de la secretaría de su presidencia.

Dos banderas, una de Estados Unidos y otra de Venezuela, escoltaban el féretro, que también estaba acompañado por un retrato de Pérez al óleo de cuando era joven.

Entre las personas que acudieron al velorio estuvieron la canciller colombiana María Angela Olguín; el ex embajador venezolano ante las Naciones Unidas, Diego Arrias; el ex senador venezolano Luis Salvador Hernández; la ex cónsul de Venezuela en Madrid Josefina Armas de Hernández Camejo; el humorista Julio Gassette (conocido por sus personajes Nino Frescobaldi y Boberto), y el ex gobernador del estado venezolano de Carabobo, Enrique Salas Romer.

"Rescatar al país será la mejor manera de honrarle", dijo Arrias frente a los dolientes, tras recordar que Pérez había dejado "instrucciones muy precisas" de no ser enterrado en Venezuela mientras Chávez permanezca en el poder.

Pérez se autoproclamó líder de las democracias en América Latina. En la década de 1980 ayudó a promover financiera y políticamente las negociaciones de los acuerdos de paz en Centroamérica, y en 1991 envió un avión de la fuerza aérea venezolana a rescatar al derrotado presidente haitiano Jean Bertrand Aristide.

Fue el primero en llegar dos veces por el voto popular a la presidencia de Venezuela, en 1974 y 1989, y también el primer mandatario en salir airoso de dos sangrientos intentos de golpe de Estado. Además, fue el único presidente depuesto constitucionalmente para ser enjuiciado por malversación de fondos, en 1983.

En su primer mandato, que se extendió entre 1974 y 1979, fue un líder nacionalista que estatizó la industria petrolera y, avalado por los elevados precios internacionales del crudo, incurrió en abultados gastos públicos.

Su segundo gobierno comenzó en 1989 y culminó anticipadamente cuando la Corte Suprema lo depuso en 1983 en medio de un escándalo de corrupción. En esos años dio marcha atrás con sus medidas anteriores y acordó con el Fondo Monetario Internacional una política de recorte de subsidios, creación de impuestos y privatización de empresas.

Tras sufrir un ataque neuro-cardiovascular en el 2003 prácticamente ya no volvió a involucrarse en la política venezolana.

"Vine por el agradecimiento profundo que tengo a sus políticas sociales y la admiración que le tengo a él como político y persona", expresó a la AP Osiel Ruiz, quien se graduó como ingeniero y economista agrónomo en la Universidad Central de Venezuela tras recibir una beca de estudio durante el gobierno de Pérez. Ruiz, que antes de estudiar trabajaba como taxista, vive desde el 2002 en Miami.

--------

El corresponsal Jorge Rueda de la AP en Venezuela contribuyó con esta información.

AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.