HEADER MARKUPS

 
 

Noticias » Noticias

 El tesoro que nadie ha visto pero que todo el mundo
3 de Julio de 2010 12:36

México, 3 Jul. (Notimex)- La puesta en escena ¿El tesoro que nadie ha visto pero que todo el mundo anhela¿, de Jorge A. Caballero Vega, bajo la dirección de Fernando Martínez Monroy, que aborda el amor, la codicia y los enredos, ofreció anoche su primera función en el Foro Contigo... América.

La obra teatral, que permanecerá en ese espacio escénico hasta el 31 de julio próximo, cuenta con las actuaciones de Jorge A. Caballero, Pilar Villanueva, Alberto Ruiz, Víctor Siáñez Vaca, Wendy González, Esteban Montes, David Amador, Luis Maya, Griselda Ashari Martínez y Ricardo Ruiz Lezama.

Con una escenografía sencilla, de tan solo tres cajas de madera que simulaban un barco, la historia se desarrolla en la época en que Portugal era una potencia conquistadora de nuevos territorios en el nuevo continente.

¿Marcio Dalúa¿, un conquistador arrogante y con deseos de encontrar un tesoro, empieza a conformar su equipo de tripulación, pero el Rey no autoriza su viaje por nuevas tierras. Entonces con mentiras y un poco de licor, convence a cada uno que lo acompañará en su travesía.

Sin embargo, la hija del rey, la princesa ¿Beatriz¿, enamorada de ¿Dalúa¿, se entera de su viaje secreto, por lo que se disfraza de hombre para ser parte de la tripulación.

Una vez ya en altamar, la tripulación se desespera porque pasan los días y no hay tierra a la vista, pero también la comida escasea, por lo que los marineros se levantan en contra del conquistar. Pero en ese momento llegan a tierra firme.

Contenta por tocar tierra, la tripulación decide privar de su libertad a ¿Marcio Dalúa¿, su cómplice y la princesa ¿Beatriz¿, a quienes llevan a una cueva y les tapan la entrada. Pero ellos encuentran una salida que les permite salir.

El conquistador, en su afán de buscar el tesoro áureo, nuevamente entra a la cueva para buscarlo, junto con su cómplice, pero nunca lo encuentra.

El tesoro que es buscado por él afanosamente es nada y es todo, pues en realidad es sólo la promesa eterna que todo hombre sostiene detrás del anhelo de lo imposible, el cual se satisface a sí mismo en su irrealización y su derrota.

Cabe destacar que durante la puesta en escena también se plasman juegos acrobáticos, música, baile, que sirven de máscara para que el anhelo humano que el autor presenta se muestre en su fuerza, complejidad, brillo e intensidad.

Notimex - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización