HEADER MARKUPS

 
 

Noticias » América Latina

 Los Zetas detrás de masacre de 116 en noreste de México
12 de Abril de 2011 19:10

Otros 28 cadáveres fueron localizados en fosas clandestinas en el estado norteño de Tamaulipas, con lo que el total de víctimas llegó a 116, en una nueva matanza atribuida al cartel de Los Zetas.

La procuradora general Marisela Morales informó a la prensa que en las últimas horas se localizaron nuevas fosas luego de la detención de otro presunto involucrado, identificado como Jony Torres Andrade, alias "La Sombra".

"Al día de hoy se confirma el hallazgo en total de 116 personas fallecidas como producto de estas acciones criminales, en principio atribuibles al grupo delictivo de Los Zetas", dijo Morales.

Con Torres son 17 los presuntos responsables detenidos de una matanza que para el gobierno federal muestra el "perfil despiadado" del crimen organizado, pero también la incapacidad de las autoridades locales para enfrentar a la delincuencia.

La cifra anterior de cadáveres era de 88 localizados en 4 fosas clandestinas en San Fernando, Tamaulipas, la misma localidad en donde en agosto del 2010 se registró la matanza de 72 migrantes centro y sudamericanos.

Los homicidios de los migrantes también fueron atribuidos a Los Zetas, un grupo creado en la década de 1990 por desertores de fuerzas especiales del ejército mexicano y que por cerca de una década actuaron como el brazo armado del Cartel del Golfo hasta que hace más de un año rompieron con su alianza y mantienen una disputa cruenta por territorios.

El presidente Felipe Calderón reveló el martes que uno de los detenidos tiene 19 años y ha dicho ser responsable del asesinato de más de 200 personas.

Durante una gira de trabajo por el estado norteño de Coahuila, el mandatario llamó a la sociedad a "decir un 'ya basta a los criminales'" y a reconstruir el tejido social para tener "un nuevo eje de valores" que destaque el respeto a la vida, la justicia y la legalidad.

El secretario de Gobernación, Francisco Blake, informó que militares y policías federales mantendrán un operativo de vigilancia por tiempo indefinido en las inmediaciones de San Fernando mientras no sean detenidos todos los involucrados en la masacre.

"El crimen organizado, en su desesperación, recurre a realizar singulares atrocidades que no podemos, ni debemos tolerar como sociedad y como gobierno", señaló.

Blake dijo que los asesinatos son una muestra de "la fragilidad institucional" en Tamaulipas, donde hay una "incapacidad para actuar oportunamente y enfrentar con eficacia a la delincuencia".

Aseguró que los responsables pagarán por la masacre.

"Criminales que se convirtieron en asesinos en masa y que buscaron prevalecer su terror, están hoy tras las rejas o bien han sido abatidos por las fuerzas federales. Y este caso no es ni será la excepción", dijo el responsable de la política interna de México.

La procuradora dijo que el hallazgo de las fosas se dio a raíz de una investigación derivada de denuncias sobre el secuestro de pasajeros de autobuses que se dirigían hacia la frontera norte de México y Estados Unidos.

Refirió que se han concluido las autopsias de 72 cuerpos, aunque no mencionó la posible identidad de ellos.

Morales también pidió a la gente acudir ante las autoridades en caso de que tenga conocimiento de desapariciones de personas que viajaban en autobuses entre el 19 y el 31 de marzo, las fechas en que el grupo del crimen organizado habría plagiado a un número aún no determinado de pasajeros.

Autoridades de Tamaulipas han dicho que hasta ahora se han identificado a dos personas, un guatemalteco y un mexicano.

La cancillería de Guatemala informó en un comunicado en su sitio de Internet que el guatemalteco fue identificado como Feliciano Tagual Ovalle, de 44 años y originario de Chimaltenango, lo cual fue confirmado el martes por autoridades mexicanas.

Un funcionario de la Procuraduría de Tamaulipas, que pidió no ser identificado por no estar autorizado a dar la información públicamente, dijo el martes a la AP que además del guatemalteco se había logrado identificar a un mexicano originario del Estado de México, vecino a la capital del país.

El funcionario no proporcionó el nombre del mexicano. Agregó que las dos víctimas fueron identificadas por documentos de identidad encontrados entre sus pertenencias.

Blanca de Tagual, esposa del guatemalteco identificado como una de las víctimas, pidió a las autoridades mexicanas llevar ante la justicia a los responsables.

"Lo que pido a las autoridades es que haya justicia porque no fue a un chucho (perro) ni a un pollo al que mataron sino a un ser humano. No tenían porque hacerlo, él no era un delincuente", dijo la mujer a la red guatemalteca Emisoras Unidas.

Tamaulipas, fronterizo con Estados Unidos, es uno de los estado que se ha visto más afectado por la violencia del crimen organizado, al que se le atribuye el asesinato de más de 34.600 personas desde diciembre de 2006, cuando el presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva contra el narcotráfico.

AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.