HEADER MARKUPS

 
 

Noticias » Noticias Curiosas

 ¿Qué es un bohemio?
17 de Abril de 2011 16:12 actualizado en 18 de Abril de 2011 00:00

Keith Richards sería un bohemio, según el artículo.

Keith Richards sería un bohemio, según el artículo.
Foto: GETTY IMAGES

 
Encuesta

¿Te gustaría vivir como un bohemio?

Votar
 

17/04/2011 - 20:12 (GMT) El término se aplica un sinnúmero de personas, entre ellas el roquero Keith Richards y la modelo Kate Moss. ¿Pero cómo se define realmente un bohemio?

Con frecuencia se llama bohemio a alguien excéntrico, rebelde, que no se ajusta a las reglas.

Con frecuencia, el término "bohemio" se usa indistintamente, para referirse a cualquier persona desde el roquero de la banda The Rolling Stones Keith Richards hasta la modelo británica Kate Moss.

Muchas veces hace alusión a alguien que es excéntrico, rebelde e indiferente a la moral, pero la bohemia fue y quizás es todavía una corriente que va mucho más allá de ello.

Entonces, ¿qué es ser bohemio y cómo identificar a uno? ¿Podrías ser tú uno de ellos?

La escritora británica Virginia Nicholson, autora de "Entre los bohemios", le comenta a la BBC que, de alguna forma, "hoy en día somos todos bohemios".

"Bohemio" era originalmente un término peyorativo que se aplicaba a los gitanos, ya que los franceses pensaban que estos habían venido de la región de Bohemia, en Europa Central.

En su definición, el diccionario de Oxford dice: "Especialmente un artista, escritor o actor que lleva una vida irregular o libre de ataduras, medio vagabundo y que desprecia los convencionalismos".

Rápida propagación

Pero el término también ha adquirido una connotación romántica.

Desde su nacimiento en París, alrededor de 1850, y gracias al enorme éxito de la obra de teatro de Henry Murger "Escenas de la vida bohemia", estos valores se propagaron con rapidez.

Así fue como la ropa gitana adquirió fama en el mundo de la moda, dando pie a un estilo que hoy persiste por medio de amantes de la bohemia como la actriz británica Sienna Miller o la modelo Kate Moss.

Las bases de esta corriente se remontan al movimiento romántico del siglo XIX, que les dio a los bohemios de un aire y un sentido casi religioso.

En la ópera de Giacomo Puccini "La bohemia", el poeta Rodolfo y sus amigos son indiferentes al frío de su buhardilla, aunque la mano de Mimi, uno de los personajes, se congela, simbolizando la pobreza en la que vivían.

Para Rodolfo y sus amigos, la bohemia responde a un espíritu más elevado y sensual.

De Francia al mundo

Aunque enraizados en la tradición francesa, los ideales bohemios llegaron fácil y rápidamente a otros países y culturas.

En el Reino Unido, la "Hermandad Prerrafaelita", una asociación de pintores, poetas y críticos ingleses fundada en 1848, y el movimiento estético del siglo XIX introdujeron en la corriente bohemia un espíritu de gallardía, amor al peligro y cierto estatus social.

Luego, el grupo de Bloomsbury, que reunía a escritores y filósofos y entre cuyos miembros se encontraba la madre de Virginia Nicholson, Vanessa Bell, llevó a que la tradición bohemia se convirtiera en centro de atención de la vida cultural.

William Burroughs y Jack Kerouac eran escritores estadounidenses bohemios y de la generación beat.

En Estados Unidos, poetas y escritores como Jack Kerouac, Williams S Burroughs y Paul Bowles adoptaron su propia expresión bohemia.

Y la prosa del dramaturgo Arthur Miller evoca la esencia de lo que fuera un templo del espíritu bohemio en EE.UU., el hotel Chelsea, en Manhattan, que a través de su historia ha dado alojamiento a escritores famosos y donde, según Miller, "no hay aspiradoras, ni reglas, ni vergüenza".

"Cada quien tiene una visión de lo que es un bohemio", afirma Virginia Nicholson.

"El bohemio se define a sí mismo y es definido por otros como alguien que no pertenece, que no se ajusta a las reglas del común".

"Mucha gente lo considera subversivo, elitista y quizás un poco inmaduro".

Los bohemios eran típicamente de la ciudades, tenían una visión liberal del mundo y abrigaban pocas pasiones políticas. Pero, sobre todo, eran creativos.

Aunque críticos de las religiones establecidas, tendían a defender y a explorar el espíritu religioso.

Por encima de todo, desafiaban los valores del hogar y la familia y la falsa moral que, para ellos, estaba asociada a estos.

En esencia, la bohemia representaba una reacción personal, cultural y social a la vida burguesa.

El bohemio actual

¿Pero quién es un bohemio hoy en día?

Keith Richards, de lThe Rolling Stones, quien admite que caminaba por Oxford Street, en Londres, con "un trozo de hachís del tamaño de una patineta", es considerado el bohemio por excelencia.

Pero como le explicó a Neil McCormick, del diario británico The Daily Telegraph, "la imagen es como un grillete"

"No existe nadie como Keith Richards, pero es como si no pudieras escaparte de la imagen. Está bien, siempre y cuando yo no tenga que ser siempre ese tipo", dijo el roquero.

Laren Stover, autora del "Manifiesto bohemio: una guía para vivir en el límite", ha identificado cinco arquetipos de lo que es ser un bohemio: el estilo Nouveau, la vida gitana, la actitud zen (en referencia a la corriente budista), la generación beat (grupo de escritores estadounidenses de los años 50) y el dandy (hombre elegante y refinado que desprecia los gustos del vulgo).

Según Stover, a los bohemios les gusta trabajar como modelos nudistas, se les prohíbe entrar en restaurantes de lujo porque llevan pachulí y coleccionan libros románticos y obras eróticas, como las de la escritora francesa Anais Nin.

"Y en la alacena tienen granos exóticos de América del Sur, especias de la época medieval y una estatuilla de Krishna", añade.

"Su dieta puede ser considerada extrema: es macrobiótico, vegan o un excéntrico que sabe cien formas de cocinar un hocico. Y nada de lo que viste está inspirado en las revistas de moda".

Por su parte Nicholson, la autora de "Entre los bohemios", dice que los bohemios actuales mantienen el espíritu de rebeldía que caracterizó a sus predecesores.

"Hoy en día se acepta sin más que la sociedad fluye, que la informalidad prevalece. Por otra parte, hay bastante que rechazar, como el consumismo", señala.

Y concluye: "De alguna manera, el movimiento de defensa del medio ambiente puede ser visto como bohemio. Tiene un sentido de sacrificio, de pureza, de misión y de renuncia".

BBCMUNDO.com. Todos los derechos reservados y prohibida su reproducción sin la autorización por escrito de BBCMUNDO.com