Retrospectiva 2012

publicidad
05 de diciembre de 2012 • 06:55 AM

Muere la hija mayor de Benjamín Vicuña y Pampita

Blanquita Vicuña Ardohain falleció el 8 de septiembre de 2012. Esta fotografía la publicó su padre Benjamín Vicuña en su twitter personal.
Foto: Reproducción
 

Los primeros días de septiembre todo Chile supo que la hija mayor de Benjamín Vicuña y Carolina Ardohain –Blanca, de seis años de edad- estaba internada en la UTI de la clínica Las Condes, producto de un leve resfrío que comenzó a agravarse rápidamente. A pesar de la delicada situación, nadie pensaba que venía algo peor.

En un principio, Blanca presentó dolores en el pecho y dificultades para respirar. El equipo médico tratante descartó que la niña tuviera virus Hanta y comenzó a investigar sobre una posible neumonía. Para mala fortuna, las horas avanzaban y la situación de la pequeña no mejoraba.

En ese entonces, trascendía que Blanca había sido contagiada por una bacteria durante sus vacaciones familiares en México, específicamente en la Riviera Maya, durante la semana del 20 de agosto.

Esta bacteria era la responsable del mal respirar de la niña y estaba comprometiendo otros órganos, por lo que los médicos optaron por someterla a un coma inducido y conectarla a un respirador artificial. La modelo argentina Pampita, su madre, pedía a través de su cuenta twitter, dadores de sangre para su pequeña.

La gente no dudó en ir a ayudar a la pareja y en especial a Blanquita: en pocas horas ya tenían la sangre suficiente para tres días, e inclusive, dadores de plaquetas en lista de espera.

Como también fueron un sin número de figuras del espectáculo nacional que no dudaron en apoyar al clan Vicuña Ardohain durante el complejo momento. Todos los días llegaban a la clínica Gonzalo Valenzuela –quien se hizo cargo del cuidado de los dos hijos menores, Bautista (4) y Gaspar de apenas un par de meses–, Diego Muñoz, Iván Zamorano, Néstor Cantillana, Francisco Reyes, Jorge Zabaleta, Marcial Tagle y Héctor Morales, por nombrar algunos. Mientras que Eva Gómez, María Luisa Mayol y María Alberó, entre otras, confeccionaron unos polerones con el mensaje “Fuerza Blanca” a modo de apoyo y esperanza.

Avanzaron los días y el jueves 06 de septiembre la niña mostró una leve recuperación. Su corazón trabajaba por sí solo y todo indicaba que Blanca saldría adelante. A esas alturas, la pequeña estaba conectada a una máquina ECMO –de oxigenación por membrana extracorpórea y que se utiliza en pacientes con deficiencias cardíacas y respiratorias-, lo que había ayudado en esta mejoría. Y si bien ya no se hablaba de una, sino que de dos bacterias en el cuerpo de Blanca, la fe seguía intacta.

Para mala fortuna, esta mejoría sufrió un cambio radical al viernes 07 de septiembre. Cerca del mediodía, Blanca sufrió un derrame cerebral que nuevamente la dejó en riesgo vital y tuvo que ser sometida a una intervención quirúrgica.

El sábado 08, la niña seguía en estado grave y cerca de las 12:30 horas sufrió una falla multisistémica, la cual acabó con su vida, consternando a sus padres, familiares, amigos, mundo del espectáculo y un país entero.

La tarde de ese sábado, los restos de Blanca Vicuña Ardohain fueron velados en el colegio Manquehue, y el día posterior, sepultados en el Parque del recuerdo. Lugares en que se hicieron presentes un sin números de actores y gente del mundo del espectáculo, los cuales también acompañaron a la pareja durante los días que Blanquita estuvo internada.

Terra Terra