Internet

publicidad
13 de abril de 2012 • 07:58 PM

Los pechos que delataron a un hacker

La foto había sido tomada con un iPhone, el gran error de w0rmer.
Foto: Twitter / Divulgación

La imagen de unos prominentes pechos embutidos en un sugerente traje de baño es lo que se encontraron, a modo de burla, los agentes del FBI cuando practicaban con un hacker el juego del gato y el ratón.El pirata informático, apodado w0rmer había filtrado en una página de internet información confidencial sustraída durante un ataque a la página web del condado de Houston en Alabama, dejando al final esta dedicatoria visual con la frase"<3 u bitch¿s" (les queremos prostitutas).

Poco podía imaginar el hacker que la gracia le iba a costar muy cara.

El osado pirata

En el mes de febrero de este año las travesuras de w0rmer, perteneciente al grupo de hackers autodenominadoCabinCr3w vinculado a la red de Anonymous, traían al FBI de cabeza.

El hacker no sólo entraba y salía a su antojo de la página de internet del condado de Houston, Alabama, (filtrando datos confidenciales y publicando eventos falsos), sino que también logró crackear la web de la policía del oeste de Virginia, llevándose consigo los nombres, apellidos, contraseñas, teléfonos y direcciones de 150 agentes.

En una ocasión, la osadía del pirata llegó al punto de dejar en su rastro una animación para los agentes, en los que decía "ven a por mí hermano", mostrando a continuación a alguien tecleando en Google la entrada CabinCr3w.

Para disgusto de los aludidos, del pillo tan sólo tenían una dirección IP ubicada en Galveston, Texas.

Tras la pista

Pero cuando los agentes vieron la imagen de los pechos prominentes notaron con júbilo que por fin tenían algo a lo que hincar un diente.

La foto había sido tomada con un iPhone y aw0rmer se le escapó el hecho de que las fotos tomadas con este dispositivo contienen en su metadata información sobre qué tipo de aparato las tomó, con qué configuración y, lo más importante, dónde se tomó indicando la latitud exacta.

De este modo, los agentes pudieron averiguar que ésta había sido tomada por un teléfono en Australia. Como verán más adelante, esta información sería crucial para inculpar al sospechoso.

Poco después los agentes, que escudriñaban a diario su cuenta de Twitter @Anonw0rmer, en la que se identificaba abiertamente como autor de los ataques, encontraron otra foto interesante.

En ella se veía una pantalla de computador con una serie de programas con un mensaje de ERROR. Uno de ellos era Skype, que estaba siendo utilizado por el usuario Anonw0rmer, en otro programa el nombre de usuario era @higochoa.

A partir de ahí las piezas del puzzle empezaron a encajar.

Atrapado

Una búsqueda rápida en internet permitió identificar a ese usuario como Higinio Ochoa, de 30 años y residente en Galveston, y una consulta en Facebook reveló que el individuo tenía una relación sentimental con una chica residente en Melbourne, Australia.

Así fue como la imagen de los pechos prominentes, a pesar de no revelar el rostro de la joven, se convirtió según el FBI en la "prueba definitiva" para demostrar que w0mer y Ochoa son la misma persona.

La mañana del 20 de marzo, según narró Ochoa mismo, ocho agentes del FBI irrumpieron en su apartamento.

El presunto hacker enfrenta ahora cargos por piratear agencias de defensa del gobierno de Estados Unidos y por filtrar el número de teléfono y las direcciones de oficiales de policía.

¿Por qué se llevaron a cabo estos ataques? Según expresó w0rmer en un comunicado en internet, colabora con las acciones de Anonymous y los movimientos Occupy con el fin de poner en evidencia cuán frágil es la seguridad de páginas de internet del gobierno de Estados Unidos.

"En estos tiempos de recolección masiva de información, la información es poder. Ya es tiempo de que los gobiernos admitan a la gente que gobiernan que los datos que almacenan no están a salvo, ni seguros. Algo debe hacerse".

Si w0rmer es en efecto Higinio Ochoa, nadie lo sabe mejor que él teniendo en cuenta que tan sólo una foto habría hecho añicos sus sofisticadas defensas virtuales.

A pesar de ello, y a la espera del juicio que definirá su futuro, Ochoa decidió unir su destino a la supuesta dueña de su desgracia.

Según su cuenta de Twitter, @Anonw0rmer y MissAnonFatale, natural de Melbourne, pronunciaron el sí quiero el pasado 7 de abril.

BBCMundo.com Derechos reservados. Todos los derechos de los contenidos de este sitio (incluidos los de autor) son propiedad de la British Broadcasting Corporation (BBC,Corporación Británica de Radiodifusión).