publicidad
14 de febrero de 2013 • 08:17 AM

Vigilantes ortográficos, a la caza de errores en Twitter

Las dos cuentas tienen más de 230.000 seguidores en conjunto.
Foto: Reproducción
 

La próxima vez que escriba un mensaje en Twitter cuide mucho sus palabras —especialmente si es usted una celebridad—, o puede que los vigilantes ortográficos de esta red social le hagan sonrojar con su error.

Dos argentinos se han convertido en guardianes de la corrección ortográfica y gramatical de Twitter a través de las cuentas @CorrectorOK y @DelCorrector, con más de 106.000 y 131.000 seguidores respectivamente.

Muchos usuarios acuden a ellos, dos periodistas que prefieren no revelar su nombre fuera de Twitter, para consultar sus dudas antes de escribir un mensaje.

Otros, sobre todo políticos, cantantes o famosos de la televisión, reciben directamente una mención de estas cuentas cuando descubren un error en su tuit.

Le ha pasado al vicepresidente de Argentina, Amado Boudou, por no poner la tilde en Néstor al referirse al fallecido expresidente Kirchner.

Y al jugador de baloncesto de los Phoenix Suns Luis Scola, que no recordó que los gentilicios se escriben en minúscula al referirse a los marplatenses en su cuenta de Twitter.

"Al principio yo tenía una cuenta personal, me llamó la atención ver tantos errores en cuentas de periodistas, políticos, escritores... cuando abrí la cuenta de corrector en agosto de 2011 comenzó como un juego, pero jamás pensé que llegaría a ser lo que hoy es", le dice a BBCMundo @CorrectorOK.

"Ahí hay un error"

Tras comprobar que sus cuentas se habían convertido en una referencia entre los defensores de la ortografía en la red, ambos amigos, que compatibilizan su trabajo con su labor de "vigilantes" en los ratos libres, decidieron extender las explicaciones sobre estos errores en un blog, clic El Santo de la Pluma.

Aunque son argentinos, es frecuente que corrijan errores de usuarios en otros países.
Foto: Reproducción

Son además autores de un libro, ¡Ay!, ahí hay un error, "una fuente de consulta sobre dudas comunes en la escritura, en estos tiempos en los que las redes sociales ganaron un lugar muy importante en la vida cotidiana".

"Son muy pocos los que se enojan cuando hacemos correciones, aunque incluso algunos nos bloquean, no deben estar acostumbrados a que les marquen los errores, lo deben sentir como un golpe a su ego. Pero la mayoría se lo toma bien", asegura @CorrectorOK, quien trabajó durante años como corrector en periódicos y revistas.

Los deportistas, los más "apurados"

Los errores más comunes son la falta de tildes y los relacionados con la sintaxis, según los vigilantes.

"Los deportistas suelen escribir más apurados y prestan menos atención, no me parece mal. Pero sí me suena raro que un escritor, un periodista o un político no se tomen dos o tres segundos para leer la frase antes de mandarla, teniendo en cuenta su gran número de seguidores", dice @CorrectorOK.

Aunque los vigilantes son argentinos, es frecuente que corrijan errores de usuarios en otros países y atienden sus dudas. Sin embargo, sostiene el corrector consultado por BBC Mundo, su labor no es cuestionar modismos o usos del español en los diferentes países de América Latina, sino marcar los errores ortográficos generales y comunes a todo el idioma.

Aún así, no es difícil ver a los correctores enzarzados en debates con usuarios fuera de Argentina sobre cuestiones ortográficas o gramaticales. Pero, ¿es ingenuo pretender que todos los usuarios se expresen con corrección en una red social que es rápida por naturaleza?

"El mensaje sin errores ortográficos enriquece el contenido, lo hace más serio", dice.

"Yo entiendo que la falta de tilde se debe a que en los celulares es muy engorroso ponerlas, pero ¿qué es lo que queremos subir tan rápido, qué es tan importante que no se puede demorar dos o tres segundos para publicar un tuit?".

BBCMundo.com Derechos reservados. Todos los derechos de los contenidos de este sitio (incluidos los de autor) son propiedad de la British Broadcasting Corporation (BBC,Corporación Británica de Radiodifusión).