0

Alemania ha incrementado la atención sobre violencia contra mujeres

23 nov 2016
09h10
  • separator
  • comentarios

La colombiana Celia Ramírez llegó hace seis años a Berlín después de casarse con un alemán que conoció en su país y después de tres años de vivir en la capital alemana y de ser objeto de violencia frecuente, decidió acudir a un centro de ayuda.

Cuando el marido le encontró los folletos informativos y ella le planteó la separación, se parapetó con ella y con el hijo pequeño de ambos en el departamento en el que vivían y la mató.

Ese fue uno de los casos más graves que ha tenido la organización Xochicuicatl para mujeres hispanoparlantes en Alemania que son blanco de violencia.

Xochicuicatl cuenta con el reconocimiento del Senado de Berlín y recibe apoyo financiero para poder solventar oficinas e instalaciones con salas de visita y centro de eventos.

Esa organización está cumpliendo 25 años de haber sido fundada por mujeres latinoamericanas en la capital alemana. En esos días se integró principalmente como apoyo contra el racismo, ya que eran los días en que cayó el Muro de Berlín y en el Oriente alemán surgieron una xenofobia y un racismo feroces.

Alemania no es un país hospitalario por excelencia ni tampoco es fácil integrarse, de manera que las organizaciones de mujeres en el propio idioma constituyen un clavo ardiendo al que se agarran las mujeres inmigrantes cuando tienen esos problemas.

Las mujeres extranjeras en Alemania se encuentran en una situación mucho más vulnerable que las alemanas, quienes en su idioma natal y con la asesoría adecuada pueden actuar ante la ley para obtener sus derechos.

En Alemania hay varias organizaciones para la apoyar a las mujeres alemanas y extranjeras que son blanco de violencia en sus hogares. Una de las más grandes que están activas en todo el país es BIG. Tanto las alemanas como las mujeres inmigrantes en el país europeo pueden pedir ayuda en su idioma.

En el caso de México, el punto nodal para ayudar a mexicanas y latinoamericanas que padecen agresión en sus hogares es el Consulado mexicano en Berlín, donde se ofrecen folletos en español sobre la ayuda que pueden obtener en Alemania.

Hace tres semanas se instaló una oficina separada en el Consulado mexicano para que las mexicanas que confrontan ese problema puedan hablar sobre su problema a puerta cerrada, de manera que tengan privacidad. Fue una disposición del Encargado de Negocios de la Embajada de México en Alemania, Alejandro Rivera.

En esa oficina las atiende una funcionaria del Consulado que les informa sobre sus derechos ante la ley alemana, ya que en gran parte de esos casos son parejas de dos nacionalidades.

Rivera declaró a Notimex que "les damos asesoría y orientación sobre los lugares a los que pueden recurrir para recibir ayuda profesional, y en algunos casos, albergues para mujeres cuando necesitan abandonar su hogar y buscar un refugio".

El Encargado de Negocios señaló que la Embajada les informa que hay determinadas disposiciones en la ley alemana que protegen a las mujeres extranjeras y a sus hijos en un caso de violencia doméstica, un problema que afecta a todos los estratos socioeconómicos.

Apuntó que el Estado alemán ha sido muy cuidadoso en generar un marco jurídico. Se les explican sus derechos en caso de amenazas de que les van a quitar a sus hijos o de que van a perder la residencia en Alemania, y se les informa que necesitan una asesoría legal.

"Hemos elaborado un folleto que está a disposición de quienes visitan la sección consular en el que se informa sobre el problema de la violencia doméstica", señaló. Se elaboró en 2014 y ha resultado ser un elemento muy importante para dar la orientación sobre qué hacer.

Recibe el nombre de Violentómetro, está en español y fue elaborado por la Embajada de México en Alemania por disposición de la Secretaría de Relaciones Exteriores, con asesoría del Instituto Politécnico Nacional.

El tema de la violencia contra mujeres también ha ganado espacio en los últimos años en Alemania. Esta semana, el presidente de la Oficina Federal de Criminalidad, Holger Münch, y la ministra alemana de Familia, Manuela Schwesig, dieron a conocer la primera evualuación amplia del problema desde el enfoque criminológico y social.

Además se informó sobre el funcionamiento del número de teléfono que se instaló en 2013 en Alemania, que está exclusivamente diseñado para que las mujeres alemanas y de otras nacionalidades que viven en el país europeo reciban asesoría y apoyo en caso de violencia doméstica.

La línea es gratuita y ofrece asesoría en 15 idiomas. Las mujeres que requieren apoyo pueden también enviar a esa dirección correos electrónicos o chatear, dependiendo de lo que les sea mas viable.

En Alemania hay un estudio representativo del Ministerio de Familia sobre el tema de violencia contra las mujeres en el país europeo.

De acuerdo a ese estudio que dio a conocer el Ministerio alemán de Familia, el 40 por ciento de las mujeres en Alemania ha sido objeto de violencia física o sexual a partir de los 16 años.

El 25 por ciento de las mujeres que viven en Alemania han experimentado violencia en el hogar por parte de sus actuales compañeros o en una relación anterior, o por parte de alguno de los hombres del círculo familiar.

El 13 por ciento han sido agredidas sexualmente, en variantes que son penadas por la justicia alemana. El 42 por ciento han experimentado violencia sicológica como, por ejemplo, ser amedrentadas con amenazas, difamaciones y/o psicoterror.

Las mujeres que están principalmente en riesgo de ser objeto de violencia en el hogar son las que se están divorciando o separando. Mas de la mitad de las mujeres que viven en Alemania y que han recibido agresiones violentas en el hogar, han recibido heridas de consideración. Un tercio de ellas ha requerido ayuda médica.

Dependiendo de la forma de violencia que se les haya inflingido, entre el 56 y el 80 por ciento ha tenido consecuencias sicológicas como depresiones, insomnio, miedo intenso. Las mas afectadas han sido las que registraron violencia sicológica y sexual.

Los hijos están involucrados desde el principio en los actos de violencia contra las madres. El 20 por ciento de las mujeres agredidas lo fueron en su relación de pareja después del nacimiento y esa fue la causa principal, mientras que el 10 por ciento fueron agredidas a causa del embarazo.

La violencia contra ellas ha marcado, por lo general, una ruptura en sus vidas. El 37 por ciento de las mujeres atacadas fisicamente y el 47 por ciento de las agredidas sexualmente no comentaron con nadie esos sucesos.

Los porcentajes son aún más altos cuando se trata del compañero actual o durante una relación anterior.

Si las mujeres hablan sobre la violencia que se les inflingió, lo hacen en primer término con personas que están cerca de ella o en su entorno social.

La conclusión sobre el problema de la violencia contra las mujeres en Alemania lo plantea el folleto Violentómetro desde su inicio: "En Alemania la ley protege a las víctimas de violencia doméstica independientemente de su nacionalidad".

El próximo viernes 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Notimex Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad