2 eventos en vivo

Francia aprueba más medidas para luchar contra la financiación del terrorismo

30 nov 2016
12h38
  • separator
  • comentarios

El Gobierno francés aprobó hoy medidas adicionales para luchar contra la financiación del terrorismo, entre ellas la concesión de más poderes a los servicios secretos financieros y un mayor control de las tarjetas bancarias pre-pagadas.

El ministerio de Economía y Finanzas detalló las nuevas normas que se aplicarán en los próximos meses para trabar los flujos financieros que posibilitaron atentados como el del 13 de noviembre de 2015, cuando fallecieron 130 personas en París y Saint Denis, según un comunicado emitido al término del Consejo de Ministros.

A las tarjetas de pre-pago, precisamente utilizadas para preparar esos ataques, se les limitará su cuantía para fines ilícitos a los 250 euros y se introducirá reglas para que los emisores del dinero electrónico conserven las informaciones personales de quienes activan y usan estas tarjetas.

También se ampliarán las competencias del órgano de investigación financiero Tracfin, que podrá obtener informaciones de las entidades que gestionan los sistemas de pago y tendrá un acceso más fácil a las actividades financieras de los fichados por los servicios secretos.

Se impondrá a profesionales de la banca, abogados, notarios o agentes inmobiliarios que efectúen una evaluación de riesgos obligatoria acerca de los casos que les lleguen a las manos, para saber si son sospechosos de financiar el terrorismo.

Un refuerzo de la congelación de bienes de quienes estén relacionados con la financiación del terrorismo también se pondrá en marcha.

Se ampliará esta medida coercitiva -ya puesta en práctica en las cuentas bancarias- a los bienes inmobiliarios y mobiliarios y a prestaciones dadas por el Estado francés.

Asimismo, la transferencias de capitales entre Francia y países de la Unión Europea (UE) estarán más controladas con la obligación de declarar operaciones de más de 10.000 euros.

Francia es el país europeo más castigado por el terrorismo en el último año y medio, durante el que ha tenido 230 víctimas mortales, entre las que se incluyen las 130 de los ataques del 13 de noviembre de 2015 en París y en la vecina Saint Denis y las 84 del atentado de Niza del 14 de julio de 2016.

En noviembre de 2015, el presidente de Francia, el socialista François Hollande, declaró el estado de emergencia que, según la última prórroga, estará vigente hasta finales de enero de 2017.

Gracias a esta situación excepcional, las autoridades pueden poner en arresto domiciliario a alguien sobre el que haya "serias razones" para pensar que representa "una amenaza a la seguridad y el orden público", decomisar ordenadores y prohibir cualquier manifestación susceptible de provocar "desórdenes" públicos.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad